domingo, 7 de noviembre de 2010

VINO EL PAPA Y VOLVIÓ LA INQUISICIÓN

Una ciudad como Barcelona, en estado de sitio, tomada militarmente como nunca. Ni en la Dictadura se había visto nada igual. Franco sonreiría desde su tumba al comprobar como todo estaba hoy "atado y bien atado". Bochornoso espectáculo de políticos y poderosos haciéndole las reverencias a un personaje siniestro que nos viene de la larga noche de los tiempos de la Inquisición. En el video se puede observar como las fuerzas represivas de esa divina democracia secuestra durante casi dos horas una pequeña manifestación, con la amenaza posterior de ser multados.


video

O un relato desde dentro: http://barcelona.indymedia.org/newswire/display/408009/index.php

1 comentario:

Araceli Esteves dijo...

Es un Jefe de Estado, dicen. Y no viene como peregrino ( así lo denuncian Teólogos progresistas) sino como la más mediática estrella de rock, con su ejército de vociferantes fans presas de colectivo histerismo adolescente.El Estado al que representa defiende, sin la más mínima vergüenza, la desigualdad de derechos entre el hombre y la mujer, los privilegios de una creencia en detrimento de las otras, hace apología de la homofobia, pone en peligro vidas humanas con su rutilante condena al condón, y se muestra más que tolerante con la pederastia de sus acólitos.
Además, este papa en concreto, es un personaje perverso, que rezuma algo difícil de definir pero que asusta. No hay que ser experto en lenguaje no verbal para ver que detrás de esos ojos, de esa mirada turbia, hay algo malévolo.