jueves, 28 de octubre de 2010

LA HOSTIA CONSAGRADA

"Nosotros no somos violentos, cada día nos vamos a trabajar, a que nos quiten el tiempo por una miseria, a que nos den por culo y encima gracias. Nosotros no somos violentos, vemos los programas de la tele y nos los creemos como estúpidos babeantes, aplaudimos las noticias que nos dicen lo mal que está el mundo allá fuera. Por suerte la policía nos protege aunque sea a base de humillarnos y darnos algún guantazo porque nos lo merecemos ... porque nosotros no somos violentos."

sábado, 9 de octubre de 2010

La violencia cotidiana de la "Marca Barcelona"

"CARTA ABIERTA A LA CONCEJALA DE SEGURIDAD DEL AJUNTAMENT DE BARCELONA
Barcelona, 7 de octubre del 2010
Estimada Sra Assumpta Escarp,
En El País de ayer, 6 de octubre del 2010, dicen que usted y su ayuntamiento quieren cerrar las webs que ustedes definen como anti-sistema (porque no comparten los mismos valores neoliberales que usted), pero lo que usted no se da cuenta es que la violencia peligrosa es la suya, Sra Escarp, la suya y la del Ajuntament, que pone como prioridad la producción de Barcelona-como-marca por encima de las necesidades de los ciudadanos y ciudadanas.
Esa violencia, ese imparable delirium-tremens de la ciudad-espectáculo que hacen ustedes con Barcelona (R.Tello 2009), es una producción del espacio para sus propios proyectos de transformación urbana “negando la voz y las acciones de los más débiles, de los otros, entre ellos especialmente las otras – mujeres” (R.Tello 2009). La violencia es lo que utilizan ustedes para convertir los espacios que quieren renovar en “espacios de miedo, un primer paso para justificar la necesidad de renovación” (R.Tello 2009).
Su violencia es una de esas estrategias bien conocidas que consiste en criminalizar y crear, entre la población, sentimientos y lenguaje contra los débiles y los creativos para luego poder llevar a cabo sus políticas (D.Harvey 2005) y sus proyectos lucrativos (ver La Doctrina del Shock de Noemi Klein, 2007). Esa violencia que el Ajuntament de Barcelona utiliza desde hace años para hacer de Barcelona una parquematización de los espacios cotidianos a través de “toda clase de subterfugios, coacciones e incluso violencia para expulsar los antiguos residentes y colocar ventajosamente en el mercado espacios cada vez más cotizados y más lucrativos” (N.Benach 2009).
Ustedes deciden qué hacer con la ciudad, cuál va a ser ese mega-desarrollo de Barcelona-marca-registrada (y fingen que nos piden nuestra participación como cuando se gastaron millones de euros en la pantomima de “preguntar” nuestra opinión sobre cómo reorganizar la Diagonal -afortunadamente, los ciudadanos no picaron el anzuelo), para seguir excluyendo a los jóvenes, inmigrantes, mujeres, discapacitados, ancianos, enfermos y parados, vendiendo, a través de la prensa, que las ideas que tienen usted y el Ajuntament son “sentido común”.
¿Quién les ha incitado a ustedes a tal violencia? ¿El Neoliberalismo, el oportunismo, el egoismo? ¡Eso sí que es un crimen! Por si aún no entiende bien de qué violencia estoy hablando, Sra Escarp, deje que le dé más ejemplos:
La violencia de tener a el 48% de los jóvenes sin trabajo (Eurostat, octubre 2010).
La violencia del coste prohibitivo de la vivienda en Barcelona al mismo tiempo que hay edificios vacíos esperando a que suban más los precios.
La violencia de las políticas de privatizar los espacios públicos (Xarxa Ciutat Vella 2009) y la privatización de los servicios públicos de la ciudad, como el del mantenimiento de los parques que ustedes han adjudicado a la compañía “Barcelona pel Medi Ambient” (más uso perverso de las palabras) y que está utilizando el herbicida más barato y más nocivo que existe, el famoso Roundup de la compañía Monsanto (famoso por su gran peligro para la salud humana) y así hacer que los parques de Barcelona, esos escasos espacios verdes, estén, efectivamente, verdes pero que no se puedan frecuentar por seres humanos, sobre todo no por niños, ancianos, embarazadas, mujeres y hombres en edad fértil, ni enfermos.
La violencia de dar prioridad, no a las necesidades de los ciudadanos y ciudadanas, sino al rápido crecimiento del turismo (N.Benach 2009) y al turismo de congresos.
La violencia de la inaccesibilidad de la ciudad a las personas con limitaciones físicas y cognitivas. Los transportes públicos siguen sin ser accesibles porque “un poco accesible” no es accesible. Mientras hayan estaciones de metro a las cuales sólo se puede acceder por escaleras, todo el sistema es inaccesible. Y los dos asientos reservados por autobús no refleja el alto porcentaje de ancianos, discapacitados y enfermos que necesitarían utilizar el transporte público. Para no entrar en detalles de la inaccesibilidad que aún demuestra la gran parte del mobiliario urbano para los que se desplazan en sillas de ruedas u otro transporte adaptado. La violencia es su falta de compromiso real con la salud de los enfermos por adicción a las drogas inyectadas. Digo “real” porque se hicieron algunos intentos de performance con algunas salas de inyección que realmente no son viables porque no están dónde se necesitan. Al mismo tiempo que ustedes desplazaron a los adictos por vía parenteral y otros consumidores primero a Can Tunis y luego destruyeron Can Tunis y las personas afectadas tuvieron que desplazarse por barrios lejanos lejos de los servicios necesarios pero, claro, lejos de los ojos de los ricos y de los turistas.
Y tantos ejemplos más.
Lo violento es que ustedes, los del Ajuntament de Barcelona nos han robado la ciudad a los ciudadanos y ciudadanas para producir un espacio, no para las necesidades de la mayoría de los que vivimos aquí, sino para sus propios proyectos neoliberales, los suyos y los de sus colaboradores nacionales e internacionales.
Eso sí que es un crimen.
Pero las ciudades están construidas por procesos sociales y su definición de un uso “correcto” del espacio no lo podrá imponer a todos los ciudadanos y ciudadanas.
Sinceramente,
Clara Valverde Gefaell
PresidentaLiga SFC(Síndrome de la Fatiga Crónica,Fibromialgia y Sensibilidades Químicas Múltiples)"

martes, 5 de octubre de 2010

29-S, LO QUE NO VERÉIS EN LOS MASS MEDIA DEL RÉGIMEN


Eso no lo veréis en los maSS media del régimen, esa gran factoria que nos manipula totalitariammente, que fabrica su gran verdad a base de bombardearnos con sus mentiras. Quien quiera saber que sepa , LIBERTAD DE EXPRESIÓN!!!
" Si empezamos a decretar que hay temas tabú, de los que no se puede hablar, terminaremos en una dictadura fascista, donde no se podrá hablar de cambiar el sistema, ni de la revolución, ni de nada que no sea aprobado por la autoridad "competente"." (Soler Alomà)
Todo parece indicar que ya hemos iniciado ese camino y no hablamos de Euskadi sino del Ayuntamiento de Barcelona, que recordando la censura y persecución franquista, insta a la fiscalía a la prohibición de webs y blogs que considere "peligrosos".
HOY COMO AYER VOLVEREMOS A GRITAR: ¡ LIBERTAD DE EXPRESIÓN !


viernes, 1 de octubre de 2010

Apunte sobre la violencia sufrida en la ciudad de Barcelona

"Con 43 personas detenidas en la ciudad de Barcelona, el conseller de Interior se jactaba de la eficacia en la represión de grupos perfectamente organizados. Revestido de pretendida solvencia técnica, su Secretario de Seguridad, Joan Delort, detallaba con horas y minutos los movimientos que demostrarían la vinculación del Banco Okupado con los disturbios.
- Sobre la teoría del Banco Okupado.
El dúo Saura-Delort entonaron el tono acusador señalando al juzgado de instrucción núm. 22 de Barcelona como culpable de haber permitido el caos en la ciudad condal. Según ellos, y a modo de excusa de cobardes, que el juzgado no hubiera permitido desalojar días antes de la huelga el famoso Banco Okupado sería la causa de los graves disturbios. El juez, defendiendose afirma que ninguna parte, ni fiscalía ni propietarios del edificio solicitaron el desalojo y devuelve la pelota a Interior ... Al fin y al cabo un nuevo juego para distraernos de lo real, la política de hechos consumados. ¿Cuántas veces los juzgados han declarado ilegales los desalojos de inmuebles cuando ya hace tiempo que han sido derribados? ¿De qué sirve evidenciar ahora que de nuevo estamos ante un desalojo ilegal? Servirá para un nuevo escarnio público contra el futuro ex-conseller Saura, y también para una mejor defensa jurídica de nuestros detenidos. Pero no para desenmascarar una de las mentiras de la jornada: que allí era donde se hacían y deshacían todos los planes para quemar la ciudad.
En realidad es sabido que hacía semanas que los piquetes de barrios trabajaban para coordinarse y ya era conocida antes de la okupación del banco la convocatoria del piquete central a las 12 del mediodía en la plaza Catalunya.
Además, a nadie se le escapa el detalle que, en disturbios anteriores al día de la Huelga, ya fueran para celebraciones deportivas o por movilizaciones de todo tipo, el Banco aún no había sido okupado.
Es más, podemos preguntarnos si, en caso de no haber existido el Banco Okupado, no habríamos tenido los mismos incidentes, como los del fotogénico coche de la guardia urbana en llamas, en una jornada de huelga general.
Y si queremos darle más vueltas ... desde cuando hay un Banco Okupado para asegurar la huida y refugio? Llegando al absurdo: podríamos pedir que, y por poner un ejemplo, fuera desalojado todo un edificio de Gracia, y encarcelados todos los vecinos y vecinas, debido a que uno de los detenidos durante las fiestas mayores se refugió tras sufrir una carga policial?
-Sobre la teoría de la defensa del orden público.
Lo que no se está reconociendo es que el piquete central quería avanzar, tranquilamente, pero en tensión, la normal de una huelga general, por las calles de Barcelona y los Mossos no lo permitieron. Una vez más, cordones policiales pretendían marcar la ruta a seguir a los miembros del piquete. Llegados a la entrada de la Rambla, los Mossos cerraban el paso y los huelguistas cambiaron el recorrido sin protestar. Pero llegados al inicio de la ronda de Sant Antoni, en la plaza Universidad, viendo que se repetía la escena, que los miembros de la Brigada Móvil no nos dejaban pasar, la rabia estalló. Aunque es hora de que algún opinador a sueldo denuncie esta insistencia dictatorial de la cúpula de Interior de fijar rutas a las manifestaciones. Con el acuerdo de la concejala de Seguridad, Assumpta Escarp, el señor Delort puso punto y final al día pacífico que hasta el momento sólo había tenido mínimas expresiones de tensión y sólo 3 detenciones en Barcelona. Querían juerga y la consiguieron.
Demasiadas veces, a pelota pasada, se arrojan grandes dosis de mentiras * sobre colectivos que trabajamos por la alternativa económica, política y social con la excusa de la violencia. Pero demasiadas veces vemos que en realidad quien provoca la violencia no son otros que los que dicen combatirla. De nuevo, los Mossos, en Barcelona, en defensa del orden público generaron los desórdenes ocurridos con posterioridad. Haciendo el desalojo del Banco Okupado un simple acto de orgullo y de imposición gratuita. La violencia ya había comenzado horas antes por su obsesión de golpear manifestantes por el simple hecho de querer recuperar lo nuestro, las calles de Barcelona.
-Sobre la teoría de los 200 antisistema enquistados en Barcelona.
Ya hace años que el Ayuntamiento de Barcelona, asesorado por Joan Delort lanzó la cifra de los "200"**. A veces son más, quizá 300, quizás 400 ... sea como sea, lo que empezó como una excusa para justificar la suspensión de una cumbre de ministros de vivienda de la Unión Europea, en octubre de 2006, ha ido calando entre los opinadores a sueldo de periódicos y radios. Es bastante recorriendo, y antiguo, que ciudades como Roma, Marsella, Bilbao, Madrid, Berlín, Atenas, etc. hagan referencia a grupos organizados para justificar la persistencia de fenómenos de violencia urbana en los cuales no se ha encontrado la solución, al menos por la vía violenta policial y penal.
¿Pero qué lleva a los creadores de la opinión pública a insistir en la existencia de este número de desconocidos encapuchados? La economía se impone también aquí y nos da una doble respuesta: de entrada, más superficial pero irrefutable, es la economía aplicada a los mass media. No es ni rentable ni productivo pretender encarar la explicación de estos fenómenos de violencia urbana desde el análisis del contexto, buscando comparativas en el tiempo y descubriendo así las constantes que han hecho de estas expresiones una constante en la sociedad urbana post-industrial. Es más efectivo poner una histérica Rahola a llamar en prime time cargando contra los manifestantes, insultándolos, pidiendo más mano dura, mostrando como, en la sus escalas de valor, son más importantes las cosas (bienes inmuebles) que las personas (la dignidad de los trabajadores y trabajadoras de este país ... o la vida misma cuando se trata del genocidio que sufre el pueblo palestino). A este nivel de opinadores, que encajan perfectamente en los requisitos del poco tiempo que se dispone en los medios de comunicación, se añade la razón más de fondo, también económica. Ideológicamente económica, en pro del orden establecido. Y es que al admitir que los fenómenos señalados se han repetido periódicamente desde los tiempos más grises del franquismo, o bien evidencian que los "200" tienen la fórmula de la eterna juventud, o suponen la aceptación que el problema que no envejece es otro: la desigualdad social y la pobreza democrática ... Más acentuadas, más disimuladas, más crudas, más o menos evidentes, pero siempre reales en el sistema capitalista.
En definitiva, podemos poner el carro delante del burro, seguir fijándonos en la violencia vivida, desviar la atención del éxito de la huelga y, si hay que seguir cargando la espalda de los que trabajamos por el cambio real el peso de todas las desgracias de la humanidad. Pero en la práctica, las desigualdades siguen creciendo, los recortes los sufrimos cada día más y somos muy conscientes de que genera la violencia es su sistema económico y que la policía ejerce de piquete de la patronal.
Y finalmente, respecto a los € 253 000 de desperfectos, coincidimos plenamente, ahora sí, con la prensa oficialista, que de ninguna manera debería ser un coste cargado al erario público. Ahora bien, imputémolo a sus verdaderos responsables. Exigimos que sean abonados de las nóminas de los señores Saura, Boada, Delort y de la señora Assumpta Escarp."
Alerta Solidaria

video

2 notas de la Kamarada dobre el "Apunte..."

*Las mentiras en los casos en que la respuesta violenta resurge se multiplican de forma geométrica en todos los medios de manipulación de masas. Desde el señor Cuní en sus Matins de TV3, una auténtica joya de la difusión de los pánicos sociales, relacionando de forma maquiavélica a los "jóvenes antisistema" con aquellos cobardes que prendieron fuego a una indigente que dormía en un cajero. Por no hablar de ese despliege de ignorancia periodística interesada y de campaña de "limpieza social" en que se empeña ese Periódico de Catalunya, un medio cada vez más de la derecha extremista. O también de las declaraciones de esa "izquierda del Ayuntamiento", del Sr. Gomá diciendo que los "violentos" no representaban a la huelga del 29-S, como si él representase algo. Un personaje a quien vi aparecer y desaparecer en 5 minutos durante los preámbulos de una reciente manifestación propalestina enfundado con un pañuelo Kefiya como si de una pasarela de moda se tratase.
Menudos farsantes todos!!!

¨La cifra de los "200" no es propia ni del Delort ni de la Turá, esa cifra como cita Chris Ealham en 'La lucha por Barcelona. Clase, cultura y conflicto' es una cifra recurrente en la prensa burguesa de principios del siglo pasado, a la hora de cuantificar el número social de elementos muy peligrosos.